Traslasierra es una región que se extiende al pié de la Sierra de los Comechingones y que muestra su expresión más autóctona y agreste, en esta porción Sur de la Sierra.
Este Valle se desarrolló originalmente con la llegada del inefable ferrocarril, el cual había tendido u rama que circulaba de Villa Mercedes (SL) a Villa Dolores. Por ese medio llegaba de Buenos Aires una corriente migratoria y turística de variado origen que se fue instalando en todo el Valle, imprimiendo en cada asiento alguna característica particular.

El Hotel Loma Bola nació  en el año 1925, con la llegada de un pionero alemán, el Ing.Agr.Juan Adolfo Krütli que se instaló con su familia en este maravilloso paraje serrano al decidir donde asentarse después de retirarse de su actividad original.  Sabiamente eligió este lugar, bañado permanentemente por vertientes que alimentan su vegetación.

Fue durante muchos años referente de la Región y su espacio se veía colmado permanentemente de huéspedes y visitantes. Asimismo su comedor fue apreciado por la calidad de su oferta. Esta familia estuvo ligada al Hotel hasta la década del ’70 y coincidiendo con la desaparición del Ferrocarril, la zona en general y el Hotel Loma Bola en particular vieron deteriorar su oferta turística y la posibilidad de acceso de viajeros.

Recién con la llegada del asfalto, en la última década, comenzó a recuperar esta porción de Traslasierra el auge de otras épocas, interés que se encontraba concentrado hasta ahora, en la zona referente a  Mina Clavero en el Norte y Merlo en el Sur.

No ajeno a estas circunstancias y también por razones que le son propias, el Hotel Loma Bola se comenzó a restaurar y recuperar el 10 de Abril del año 2001, renovando su condición de gran hotel, su estilo,  su carácter y su espacio. Desde ese momento, los que integramos la organización del HOTEL LOMA BOLA, estamos trabajando sin descanso para que éste sea el emblema de Traslasierra y que el turista encuentre todo lo que necesita para su bienestar.